Artículos de Enero de 2004.

Nº 151 - La apoteosis del fanatismo

31 de Enero de 2004 ≈ 12:06 | tamaño de texto | versión para imprimir

“Orden al Ejército Rojo: Ni un paso atrás. Ya no se puede tolerar que, presa del pánico, algunos decidan sobre la situación del campo de batalla. (…) Los pusilánimes y los viles han de ser aniquilados inmediatamente. Los mandos de compañía, batallón, división, los correspondientes comisarios y funcionarios políticos que se retiran de sus posiciones sin la orden de sus superiores, son traidores a la patria y como tales han de ser tratados. El mando del Ejército Rojo ordena a los consejos militares de los distintos frentes, y en primer lugar a los comandantes: (…) Formar, en las proximidades del frente, de uno a tres destacamentos de detención (según sea la situación), a los que enviar los oficiales y los correspondientes funcionarios políticos de todas las armas culpables del reato… [...] Continuar leyendo »

N° 150 - El alma del payador

27 de Enero de 2004 ≈ 15:03 | tamaño de texto | versión para imprimir

Rafael Obligado nació en un hogar de antiguo cuño porteño el 27 de enero de 1851, el mismo año que moría Esteban Echeverría. Pasó su infancia y su adolescencia en una estancia de sus padres en la Vuelta de Obligado, frente al río Paraná. Inició estudios de Derecho, pero pronto los abandonará. Es uno de los fundadores de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, y su consejero y vicedecano en varias oportunidades. De ella recibe, en 1909, el doctorado honoris causa. Murió en Mendoza el 8 de marzo de 1920.

En su extraordinario poema Santos Vega nos presenta un tema tradicional, un mito de la pampa, cuyo héroe es un gaucho, famoso payador, cuyos elementos son folclóricos, pero elaborados por un poeta culto que se… [...] Continuar leyendo »

N° 149 - Argentino hasta la muerte

19 de Enero de 2004 ≈ 14:53 | tamaño de texto | versión para imprimir

Hijo ilustre del general Tomás Guido –guerrero de la Independencia y amigo dilecto y confidente de San Martín- y de doña Pilar Spano –la hija del célebre héroe de Talca, el coronel Carlos Spano-, distinguida dama chilena, se conjugaron felizmente en don Carlos Guido y Spano el austero talento del padre y la gracia poética de la madre. La elevación espiritual de ese ejemplar arraigó en el hijo tanto más hondamente cuanto que éste sentía verdadera devoción por sus padres. Nació en Buenos Aires el 19 de enero de 1827 y aquí mismo transcurrió su infancia y cursó los primeros estudios, hasta que en 1840 su padre, que desempeñaba la embajada de Río de Janeiro, lo llevó a su lado junto con el resto de la familia. Allí empezó a… [...] Continuar leyendo »

N° 148 - En enero no pasa nada…

17 de Enero de 2004 ≈ 14:41 | tamaño de texto | versión para imprimir

Hacia fines de 1958 el gobierno de Arturo Frondizi abandonó rápidamente su retórica de desarrollo industrial nacional para inclinarse hacia una industrialización dependiente del capital extranjero y del imperialismo. La Argentina ingresaba a una crisis crónica de balanza de pagos y, a cambio de un préstamo del FMI, Frondizi se comprometía a la aplicación de un llamado Plan de Estabilización, basado esencialmente en la liberalización del mercado cambiario, la devaluación del peso y un enorme estímulo a la inversión extranjera mediante rebajas impositivas, permiso ilimitado para remesa de beneficios al exterior, reducción radical de tarifas aduaneras, suspensión de control de precios y restricciones comerciales. Junto con esto, la congelación salarial, el aumento drástico de tarifas, la reducción del gasto mediante la paralización de la obra pública y el despido de… [...] Continuar leyendo »

N° 147 - La Piaf del arrabal

16 de Enero de 2004 ≈ 14:32 | tamaño de texto | versión para imprimir

Nació entre chapas y madera en el barrio de La Boca el 16 de enero de 1901. La madre era una china cordobesa, doña Serapia, y el padre, un carrero asturiano que cargaba carbón en el Riachuelo. Cursó hasta cuarto grado en una escuela de la calle Patricios y, justo a los 14, dejó el aula y se puso a estudiar canto. Por la situación económica de su familia decidió probar suerte en un teatrito de Bahía Blanca cuyo propietario la había escuchado cantar. Más tarde se fue abriendo paso y, como en la gente de alta sociedad había muchos aficionados al canto criollo, en ellos buscó amigos y encontró a los Villar Sáenz Peña, los hijos de Roque, que le abrieron las puertas de la Víctor. Pero al principio… [...] Continuar leyendo »

Recomendados de marzo