Artículos de Noviembre de 2004.

N° 237 - Difícil ser actor…

30 de Noviembre de 2004 ≈ 15:46 | tamaño de texto | versión para imprimir

Por Carlos Carella

Deseo transmitir a ustedes una ingrata noticia que con seguridad les va a conmover y preocupar, porque estábamos seguros de que estos métodos ya se habían excluido de nuestra vida de relación.
El actor Juan del Castillo -para quien pido amplia solidaridad- ha sido detenido y luego puesto en prisión por burlarse del gobernador de Catamarca a través de una obra en que, interpretando el papel de una madre, acunaba entre sus brazos un chivo, en franca alusión al citado gobernador. Esto ha sucedido el 14 de diciembre de 1773.
No es fácil ser actor en la República Argentina. No ha sido fácil.
Esperemos que sea más llevadero en adelante.
El 1º de mayo de 1804 se inaugura en Rivadavia y Reconquista el Coliseo Provisional y, entre otros, dentro de un reparto… [...] Continuar leyendo »

N° 236 - El ceibo

22 de Noviembre de 2004 ≈ 15:49 | tamaño de texto | versión para imprimir

22 de noviembre: día de la flor nacional

La flor de ceibo fue declarada, después de años de discusiones y controversias, como nuestra flor nacional por Decreto Nº 138.474 del 23 de diciembre de 1942 que, entre otras cosas, menciona que es una flor preferida por muchos habitantes de nuestro país, que posee un color que está presente en el Escudo Nacional y que tradicionalmente siempre se ha plantado al pie de los mástiles un árbol de ceibo, ostentando todo su vivo rojo.
El ceibo [Erythrina crista-galli] es un árbol originario de América, especialmente de Argentina (zona del litoral), Uruguay (donde también es la flor nacional), Brasil y Paraguay. Crece en las riberas del Paraná y del Río de la Plata, pero también se lo puede hallar en zonas cercanas a ríos… [...] Continuar leyendo »

N° 235 - La puerta del Cielo

17 de Noviembre de 2004 ≈ 15:52 | tamaño de texto | versión para imprimir

En las afueras de París, el 17 de noviembre de 1917, moría el fantástico escultor Auguste Rodin. Había nacido en la capital francesa en 1840. Hijo de un oficial de policía, de adolescente se reveló como modelador, aunque fue rechazado en tres oportunidades para ingresar en la Escuela de Bellas Artes. Trabajó para ayudar a sostener a su familia, a la vez que colaboraba con decoradores y escultores comerciales. Se enroló en el ejército durante la guerra franco-prusiana, pero fue dispensado del servicio a causa de su miopía.
Trabajó para otros escultores durante mucho tiempo. En 1875 viajó a Italia, donde se sintió fascinado por el movimiento y la acción muscular en las obras de los escultores del renacimiento como Miguel Angel y Donatello. Su reconocimiento llegó en 1877 con la… [...] Continuar leyendo »

N° 234 - La guerra de exterminio

12 de Noviembre de 2004 ≈ 15:55 | tamaño de texto | versión para imprimir

[Investigación periodística de José Hernández] El 12 de noviembre de 1863 el brigadier general Angel Vicente Peñaloza, a sus gallardos 70 años, está refugiado en la casona de su amigo Felipe Oros, en la pequeña población riojana de Olta, con media docena de hombres desarmados, a pocos días de su derrota en Caucete, San Juan, contra las tropas de línea del gobernador de la provincia y director de la guerra designado por el presidente Bartolomé Mitre: Domingo Faustino Sarmiento, que estaba desesperado entonces por saber dónde se escondía su peor enemigo. A principios de mes el capitán Roberto Vera sorprende a un par de docenas de seguidores de Peñaloza. “Acto continuo se les tomó declaración”, dice el escueto parte de su superior, el mayor Pablo Irrazábal: seis murieron pero el… [...] Continuar leyendo »

N° 233 - Dia de la Tradición

10 de Noviembre de 2004 ≈ 15:57 | tamaño de texto | versión para imprimir

Pa’usté, señor

de José Larralde

Pa’usté, señor. Pa’usté que sabe tanto.
Pa’usté que cuando llega a una fiesta,
de esas fiestas gloriosas de mi tierra
o, simplemente una doma, que le llaman
-que de doma, señor, no tiene nada,
porque el que sabe la llama jineteada-.
Pa’usté, pa’usté y pa’muchos
que para probar un criollo
quieren hacerlo al volcao de una pialada,
o al bellaquiar de un mancarrón añero
acostumbrado a que el hombre clave guampa.
A usté quiero aclararle la mirada.
Le voy a decir nomás de cosas que conozco;
de lo que me han contao, no diré nada;
pa’que vea que no me voy del surco
pa’esquivar el cueverío ‘e la vizcachada.
Y le voy a contar de tiempos de áhura,
no de aquellos tiempos que habrá pasao mi tata.
Allá en mi pago está el que se le sienta a la potrada,
y está el que piala, y… [...] Continuar leyendo »

Recomendados de marzo