Artículos de Mayo de 2007.

Nº 362 - Tiradentes

30 de Mayo de 2007 ≈ 8:46 | tamaño de texto | versión para imprimir

En la segunda mitad del siglo XVIII, la ciudad de Ouro Préto fue cuna de un movimiento liberal y republicano, la Conjuración Mineira. A la cabeza de esa rebelión contra la corona portuguesa las circunstancias colocaron a un hombre apasionado, agitador ferviente y defensor de los derechos del pueblo: Joaquim José da Silva Xavier (1746-1792), apodado Tiradentes, o «Sacamuelas». El intento fracasó, y Tiradentes fue ajusticiado. Sólo en 1822, con el Grito de Ypiranga que llevó a la proclamación del Imperio del Brasil, y sobre todo en 1889, al establecerse la República que aboliría la esclavitud, las ideas progresistas y humanitarias de aquellos visionarios quedaron consagradas.

Tiradentes, mártir y héroe del Brasil y Latinoamérica

Por Darcy Ribeiro (1922-1997), ilustre ensayista, ex-senador, historiador y antropólogo, devoto de su Minas Gerais natal (texto, gentileza… [...] Continuar leyendo »

Nº 361 - Fe y política

26 de Mayo de 2007 ≈ 19:11 | tamaño de texto | versión para imprimir

El 26 de mayo de 1993 murió de un cáncer el cura Alberto Ignacio Ezcurra Uriburu. Había nacido el 30 de julio de 1937. Todo su intenso paso por este mundo estuvo signado por un versículo del Libro Job (7, 1): “Milicia es la vida del hombre sobre la tierra”. En sus últimos años fue el confesor, capellán y guía espiritual del editor responsable de la Agenda de Reflexión, pobre pecador.

Ex seminarista, Ezcurra fue fundador y jefe del Movimiento Nacionalista Tacuara, una multitudinaria organización de militancia juvenil hegemónica de fines de los ’50 y los ’60. Por entonces definía a la democracia como “una señora gorda, mal vestida, y con acento extranjero”.

Tacuara terminó dividiéndose y disolviéndose y entonces Alberto retornó al seminario y terminó consagrado al sacerdocio, primero en Paraná… [...] Continuar leyendo »

Nº 360 - Flor del Alto Perú

25 de Mayo de 2007 ≈ 13:00 | tamaño de texto | versión para imprimir

En 1825 llegó una comitiva a la polvorienta ciudad de Chuquisaca a buscar el lugar donde vivía, olvidada y en precarias condiciones, la teniente coronel Juana Azurduy de Padilla. Es el general Simón Bolívar, acompañado de Sucre y de su estado mayor, para rendirle homenaje a esa mujer de América, a la que dice: “La joven República de Bolivia no debió llevar ese nombre sino el de Juana Azurduy”. El presidente vitalicio mariscal Sucre le otorga una pensión, pero su sucesor pronto se la quitará. El 25 de mayo de 1862, como para dejar en la doble efeméride altoperuana de 1809 y platense de 1810 otro testimonio de su inmenso patriotismo, próxima a cumplir 82 años, en el más absoluto ostracismo y miseria, murió Juana de América, la guerrillera de… [...] Continuar leyendo »

Nº 359 - La fábula de los ciegos

21 de Mayo de 2007 ≈ 8:02 | tamaño de texto | versión para imprimir

Por Hermann Hesse (1877 – 1962), suizo de origen alemán, Premio Nóbel 1946, texto gentileza de Angeles Rocío Tillet y de Isabel Osella

Durante los primeros años del hospital de ciegos, como se sabe, todos los internos detentaban los mismos derechos y sus pequeñas cuestiones se resolvían por mayoría simple, sacándolas a votación. Con el sentido del tacto sabían distinguir las monedas de cobre y las de plata, y nunca se dio el caso de que ninguno de ellos confundiese el vino de Mosela con el de Borgoña. Tenían el olfato mucho más sensible que el de sus vecinos videntes. Acerca de los cuatro sentidos consiguieron establecer brillantes razonamientos, es decir que sabían de ellos cuanto hay que saber, y de esta manera vivían tranquilos y felices en la medida en… [...] Continuar leyendo »

Nº 358 - La utopía de América

11 de Mayo de 2007 ≈ 8:34 | tamaño de texto | versión para imprimir

El 11 de mayo de 1946 murió en Buenos Aires el dominicano Pedro Henríquez Ureña.
Nació en Santo Domingo el 29 de junio de 1884. Poeta, ensayista, filólogo y educador. Hijo de dos figuras ilustres de las letras dominicanas, vivió en los Estados Unidos, Cuba, México, España y Argentina, países en los que se educó y a los que aportó también sus conocimientos y sus dotes de gran humanista. En Argentina enseñó lengua española y literatura en la Universidad Nacional de La Plata (1924-1931), literatura argentina, americana y europea en el Instituto de Profesorado de Buenos Aires y literatura general en la Universidad de Buenos Aires. Posteriormente ingresó como a la Academia Argentina de las Letras. En diciembre de 1931, atendiendo a una petición del entonces presidente dominicano Rafael Leónidas Trujillo… [...] Continuar leyendo »

Recomendados de marzo