Artículos de Julio de 2007.

Nº 376 - El olor, color y sabor de América

28 de Julio de 2007 ≈ 13:15 | tamaño de texto | versión para imprimir

El 29 de julio de 1861 nació en Montevideo Pedro Figari.

Su inclinación artística se manifestó tempranamente. También es abogado, Defensor de Pobres en lo Civil y Criminal, periodista y codirector de un periódico, impulsor de la creación de la Escuela de Bellas Artes, diputado, miembro del Consejo de Estado, presidente del Ateneo de Montevideo, director de la Escuela Nacional de Artes y Oficios, y miembro honorario de la Sociedad de Artistas Uruguayos. Entre estas múltiples actividades se destacan sus ensayos filosóficos, crítica artística y poesía.

En 1921 se radica por cuatro años en Buenos Aires dedicándose plenamente a la tarea pictórica y recibiendo una crítica elogiosa. En 1925 se traslada a París donde permanece nueve años y obtiene la consagración como artista plástico. Desde allí proyecta y organiza exposiciones en Europa… [...] Continuar leyendo »

Nº 375 - Guayaquil

26 de Julio de 2007 ≈ 12:52 | tamaño de texto | versión para imprimir

Por Antonio Jorge Pérez Amuchástegui, Crónica Histórica Argentina - Más Allá de la Crónica. Tomo 2. LXXXIX (Texto gentileza de Julio Fernández Baraibar y la Lista Reconquista Popular)

En torno de las Conferencias mantenidas por Bolívar y San Martín en Guayaquil los días 26 y 27 de julio de 1822, se ha encendido una intensa polémica.

La gran esperanza

Una vez tomadas las fortalezas del Callao y pacificado buena parte del territorio peruano, cobraba mayor fuerza la posición de San Martín en la América del Sur. Descontaba el Protector el apoyo incondicional de O’Higgins, y sabía, por diversos conductos, que si la política predominante en Buenos Aires le era hostil, tenía él amplísimo prestigio entre los caudillos de las provincias interiores y litorales del Río de la Plata. Hasta se decía que Bustos… [...] Continuar leyendo »

Nº 374 - Aprendiendo

20 de Julio de 2007 ≈ 0:26 | tamaño de texto | versión para imprimir

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma, y uno aprende que el amor no significa acostarse y una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender…

Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes… y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.

Y después de un tiempo uno aprende que si es demasiado, hasta el calor del sol quema. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de esperar a que alguien… [...] Continuar leyendo »

Nº373 - El Gran Mariscal Andrés Santa Cruz y el “roto” chileno

17 de Julio de 2007 ≈ 6:32 | tamaño de texto | versión para imprimir

En junio de 1822, a poco menos de cumplirse dos meses de la batalla de Riobamba –donde se lucieran las tropas enviadas por José de San Martín en auxilio del ejército colombiano- Simón Bolívar declaró benemérita, por un decreto, a la División del Perú integrada por los Granaderos a Caballo. En el mismo acto le otorga a Andrés Santa Cruz, jefe del grupo, el grado de general de brigada adjudicando a cada uno de los soldados una medalla con la inscripción: “Gratitud de Colombia a la división del Perú”. Estas tropas fueron las mismas que contribuyeron al triunfo de Sucre en la batalla de Pichincha y que posteriormente pasaron a formar parte de la guardia personal del libertador don Simón Bolívar.

Andrés Santa Cruz había nacido en 1792 en territorio de… [...] Continuar leyendo »

Nº 372 - La vida simple

12 de Julio de 2007 ≈ 9:19 | tamaño de texto | versión para imprimir

José Pedroni nació en Gálvez, Santa Fe, en 1899 y murió en Mar del Plata en 1968. Luego de estudiar Ciencias Económicas en la Universidad del Litoral se radicó con su familia en la ciudad de Esperanza, donde vivió la mayor parte de su vida y donde trabajó como contador de una conocida fábrica de maquinarias agrícolas.

La poesía de Pedroni es un canto de sencillez y ternura en elogio de la vida simple. Lugones alabó sus versos: no podía ser menos, ya que la raíz de la poesía del santafesino se halla fuertemente influida por la del cordobés, si bien desechando todo énfasis y virtuosismo verbal. Una cálida intención social domina en general su obra.

Esperanza, paso del río Redondo
El ángel

Ya mirando la estampa de San Juan,
ya el gran reloj; ya… [...] Continuar leyendo »

Recomendados de febrero