N° 807 - Alabanza

- | 7 de Mayo de 2012 ≈ 11:19 | tamaño de texto | versión para imprimir

En el aniversario del nacimiento de Evita

Por José María Castiñeira de Dios

“El hombre llamó Eva a su mujer
por ser la madre de todos los vivientes”

Génesis 3/20

Tal como el hombre solitario mira la luna y las estrellas
y aunque está solo y es muy pobre es el más rico de la tierra,
con estos pobres ojos míos Dios ha querido que yo vea
no las estrellas y la luna, sino la suma de la luna y las estrellas,
todas reunidas en un haz, como los trigos de la siega,
para que, pobres ojos míos, ricos de luz así la vean
como a María, sobre el mundo de la humildad y la pobreza,
y, sobre el mundo del amor y la hermosura, como a Eva.

Y así la vieron estos ojos, Eva de toda la hermosura:
las manos claras como un río al que ninguna sombra enturbia,
la boca hermosa como un viento que crea el mundo de la música,
los ojos vivos como un fuego que vence todas las penumbras,
y el pelo suelto como un sueño o apretado como una fruta,
para que, pobres ojos míos, sigan mirando hacia la altura,
desde la tierra hacia su rostro, desde la tierra más oscura,
hacia ese rostro tan perfecto que es cielo, igual, sin sol ni luna.

Y así la vieron estos ojos, en su belleza de María:
las manos dulces como un sol dominical lleno de dicha,
la boca suave como agua repartidora de alegrías,
los ojos puros como un cielo donde jamás se pone el día,
y el corazón mostrando a todos su puro árbol de la vida
como un inmenso pelícano o como una eucaristía,
para que el Pueblo de la patria beba su voz caritativa
y se alimente de su sangre como la tierra se alimentaba de sus días.

Eva y María están juntas en la mujer que mi voz canta
que más que nombres son un nombre,

como dos ojos es igual a una mirada,
y más que manos, es la mano de quien la tiende en la desgracia,
y más que bocas, es la boca de quien elogia cuando habla,
y más que ojos, son los ojos de quien da fe con su mirada,
para que el hombre solitario alce su rostro hasta sus plantas
y vea en la luna y las estrellas, sobre la tierra de la patria,
a Eva y María, María Eva, transfigurada en la Esperanza.

(Poema ilustrado, publicado en la revista “Mundo Peronista”, Año I, Nº 24, 1º de Julio de 1952, p. 23.

Todos los versos iniciados con mayúsculas.  Autor: “J. M. Castiñeira de Dios”. )

Dejá tu comentario






Comentarios.

  1. carancho ramirez dice:

    LADRONA…nos regaló un trencito de madera, para robarnos el corazón. Nos hizo el cuento del renunciamiento para quitarnos los miedos a la oligarquía y al imperialismo. Nos hizo creer que Dios estaría siempre con los humildes y que tarde o temprano venceríamos. Nos hizo el cuento de que Perón sería eterno y que sus manos robadas, seguirían marcando los ciclos del devenir histórico. Nos quitó el derecho a la racionalidad y nos hizo adictos al mito maldito del país burgúes. Nos quitó el derecho de salvarnos solos y nos metio en la bolsa de lo colectivo anónimo. Nos arrancó el ropaje presumido de medio pelo y nos vistió de Octubre. ladrona…por culpa de ella y de su sonrisa cautivante…seguimos siendo…descamisados

  2. Myriam Lucero dice:

    Hermoso y sentido poema.

  3. Estela Catalan dice:

    Es increíble como a pesar de los años y su efímera pasada por la tierra, todavía se humedecen los ojos al nombrarla.Gracias

  4. Raúl Copello dice:

    Evita, no alcanzan las letanías para nombrarla. Ay mi Amor, qué solos estamos.
    Un abrazo para el Carancho que le agregó poesía al poema de Castiñeira.

  5. Fabián Barrionuevo dice:

    EVITA INMORTAL.
    Su sola memoria, limpia de tanta manipulación nos abre a la Esperanza
    Trabajemos para ese futuro que ella nos alumbró hace 60 y tantos años, con esa luz que aún no se apaga

  6. Martín Arlabán dice:

    ¡Qué breve es el paso de la admiración a la mitomanía..! O de cómo la política deviene religión y la historia leyenda. Al margen del opinable -y soy benévolo- valor poético, esa pieza puede ser valiosa para la emoción del autor; no para nada más y menos para la Historia. Con el debido respeto a la memoria de María Eva Duarte, que ha sido inocente de tanta llorosa necedad (e irreverencia cretina por otro lado) que vino tras su muerte.

  7. carola masilla dice:

    Por Dios Evita como añoro tus pensamientos, que lejos esta Cristina de todo esto !!!, si te levantaras de tu tumba te quisieras morir devuelta, para ver como embarran tu nombre, sobre sale la codicia y la soberbia… Hasta siempre COMPAÑERA…

  8. jorge dice:

    Lindo poema. Pero…en esa época iba bien . Ahora el tecnicismo burocrático marca otra realidad y la idea de “popular” va siendo comida por la usura bancaria. Los “descamisados ” estamos endeudados y puestos en la boca del león por la política de facto pero mayoritariamente de gobiernos populares. La Tercera posición que es la idea destrozada desde adentro a la que adherimos algunos nostálgicos como yo, ni Yankis ni Marxistas, sigue siendo perseguida sutilmente . El agiornamiento de la política que defendió Eva Duarte no ocurrió. Los que la sucedieron no estuvieron a la altura del pensamiento de la Señora en su libro “Mi mensaje” : “confieso que no me duele tanto el odio de sus enemigos como la frialdad y la indiferencia de los que debieron ser amigos de la causa maravillosa de Peròn”..
    Es obvio que no se puede pretender que todos piensen igual..pero sería normal que los que utilizan su nombre , si.
    Dijera algunos conocidos : !eso es historia! La clase media que creó la política peronista del 50 para que ayudara a pensar, ahora es tratada de burguesa. !qué ironía.
    Los jóvenes de ahora , ¿ de qué serán tratados?
    Si através de la neointerpretación uno explicara el punto de vista sobre el tema Salud, Impuestos, etc. que es explicar otra óptica de las causas por lo que suceden algunas cosas, es probable sería complementario al fanatismo de la Sra Eva. Pero malo para la salud.
    Con respeto

Recomendados de noviembre